jueves, 10 de octubre de 2013

MASCOTAS O ALGO MAS


CLASIFICACIÓN:SERIEDAD= MEDIA-ALTA
MASCOTAS O ALGO MAS

    Hola amigos-as, os voy a contar una historia, pero no es algo que le pasara a una persona cualquiera, ME PASO A MI, y como de lo que más me gusta hablar en el mundo es de mí, pues ahí va el tema.




    Cuando me independicé mi primer objetivo era crear una familia, y no se puede crear una familia sin un perro, bueno si se puede pero entonces es una familia sin perro.....Yo la quería con perro incluida. Toda la vida en mi casa ha habido perros, uno de mi madre, otro de mis abuelos (yo me crie con mi madre y mis abuelos.....si otro día os cuento el tema) mi madre tenía su perro, mis abuelos el suyo y si yo pedía un galápago, me decían "nooooo, cuando tengas tu casa mete lo que quieras" que egoísmo más grande eh? jajajaja. Podéis imaginar cual era el primer punto en la lista de "cosas que tendré cuando tenga mi casa...1º llenarla de animales".

  A mí se me había antojado tener un perro de una de estas dos razas, cocker o un basset hound, éste último se me antojó desde pequeña porque salía en él un dos tres y era el perro de Chicho Ibáñez Serrador,  fui a la oficina de la protectora de animales (ignorante de mi) a ver si tenían perros de esas razas, me comento el veterinario que estaba allí que no era muy común que la gente se desprendiese en la protectora, de animales de raza, eso es lo que me dijo, aunque seguramente lo que me querría decir es “tú no serás muuuuuu tonta no?", en ese momento escuche a un perro dentro de una habitación, rascando la puerta y llorando y le dije, "¿ ese perro que se escucha es suyo?" y él me dijo, "no, lo acaban de dejar porque la dueña tiene a la madre y a este no lo quería nadie”, me dijo que al día siguiente se lo llevarían a la perrera de la protectora, para ponerlo en adopción,  yo no entendía por qué nadie adoptaba a ese cachorro, el veterinario me dijo que si quería verlo por curiosidad, y yo que curiosidad no me falta dije que sí. 

Cuando ese veterinario abrió la puerta vino hacia mí un cachorrillo, que dio un salto a la camilla de la clínica y se puso a saltar mirándome como pidiendo que le cogiera en brazos, ¡¡¡ Dios mío, todavía recuerdo  ese momento a cámara lenta con banda sonora melosa de fondo, cuando ese perrito que era como un gremlins, pero no me refiero a Gizmo el que parecía un peluche, me refiero a la versión que salía de la espalda del entrañable Gizmo, cuando le mojaban o le daban de comer después de medianoche, era el perro más horroroso que yo había visto en mi vida, ahora lo entendía todo, me vino la luz, ya comprendí por qué nadie lo quería, es que no existía un perro más dañino a la vista de horroroso que era,  me enamore de “eso” en cuanto lo vi, era feo, era molesto a la vista, era más feo que un frigorífico por detrás, que la  parte de debajo de un coche, era tan feo que creo que cuando nació creían que era una placenta, pero era el perro más cariñoso que había conocido en mi vida, ese era MI perro, mi punto número uno de mi lista.

Recuerdo a mi marido esperándome fuera de la oficina, me acerque y le dije, aquí está el perro perfecto, es súper meloso, él se quedó como sospechando y me pregunto porque salía para convencerle si ya habíamos hablado y estábamos de acuerdo en tener un perro y tuve que decírselo, bajito porque había una tía de la protectora asomada en la puerta… “es que es horrible”, recuerdo que se empezó a reír, y me dijo que yo decidiera, que eso era una tontería y que yo era muy pija y muy exagerada…….tampoco olvidare su cara cuando lo vio, creo que incluso se echó hacia atrás del susto, y me dijo, “joder es verdad que perro más feo”, le llamamos Reggae, le venía muy bien, no solo por sus andares, no se podía tener más soul andando, sino porque al igual que la música reggae, te gustaba pero realmente no sabes por qué y además era el perro más hippie que he visto en mi vida……Solo puedo decir, que mi perro, el que cuando caminaba con su pañuelo al cuello, y pasaba delante de la gente y no podían evitar mirarlo, obviamente todos sabemos a esta altura el motivo jajajaja, me regalo 16 años maravillosos, llenos de lametones, zapatillas rotas, compañía, cuando estaba enferma era mi mejor peluche, cuando me levantaba a darle el pecho a su primer y nuestro primer niño, el me acompañaba al lado de la mecedora, él dormía debajo de la cuna para vigilar a su bebe, y lo mismo paso con su-nuestro segundo niño, el perro más chucho pero más listo de la historia del mundo mundial, y si!!! Yo entendía a mi perro y mi perro me entendía a mí, y sobre todo, era MI perro, le quería como a uno más de mi familia, bueno realmente con eso ultimo estoy mintiendo, le quería más que a muchos familiares míos, y hasta su último aliento fue dulce y fue rodeado de lo que yo quería formar una familia, SU familia, que ya constaba de una niña que aprendió a caminar apoyada en su lomo y ya tenía 13 años  y de un niño que le llamaba cada vez que algo le daba miedo, y que mi perro sabía que no se dormiría si él no se ponía encima de su camita a los pies, esos niños que tantas veces jugaban con él, le disfrazaban, le metían en el coche de muñecas (que paciencia pobrete)  y a los que vigilaba como un hermano mayor, con el empecé a formar mi familia, y con él se fue un pedacito de ella.

Esto debe parecer una tontería, una estupidez, una merengada para los que me conozcan por lo que escribo, y como lo escribo, pero con los animales mi relación es mucho más dulce y tierna que con la especia humana, pero todos los días me acuerdo de mi perro, (ahora estoy llorando como una tonta) en estos momentos tengo tres perros y una gata, ya que con el tiempo me pude comprar una casa de dos plantas y dos patios,(no lo digo para presumir, lo digo para que no nos imaginéis hacinados en un piso de 40 metros, apestando a perro, gato y humano) y él no la pudo disfrutar, y todos nos acordamos cuando entramos por primera vez a la casa, era como si faltase el abuelito, ya que al final le cuidábamos como  al yayo de la casa (bueno algunos abueletes no tienen los mismos cuidados por desgracia que tuvo mi perro), todavía guardo su mantita y su juguete favorito, y todavía, mientras os escribo de él lloro y hace seis años que nos dejó, ese perro feo, ese perro que nadie quiso, pero es que era MI perro, y le dedico este post porque para mí ha sido muy importante en muchos momentos de mi vida, tantos momentos como puede abarcar 16 años que nos los regalo a cambio de nada.

También tengo que decir, que era un buen compañero de viaje aunque se mareaba en el coche.

Con este post, aparte de que va dedicado a mi perro, y a mis otros 4 bichos que tengo ahora en casa, va dedicado a varios tipos de personas:

1º A las que compran los perros de raza, según las modas y cuando pasa la moda, son como un par de zapatos caros, pero antiguos, vamos ya sabemos el final.

2º Para los que compran perros porque son bonitos, yo os puedo asegurar que conozco mucha gente con perros preciosos y los pobres míos son gilipollas, eso sí tienen muuuuuucho pedigrí, pero tienes que tener cuidado porque muerde a los niños, se van cagando por donde quieren, porque los dueños  no son capaces de enseñarles a hacer su popo en la yerba, porque todas las neuronas se les fue al pelo brillante que luce el perro, no dan para más.

3º A las personas que adoptan perro de manera compulsiva y luego no les pueden atender como es debido.

4º A esos papaítos y mamaítas, que regalan ¡¡¡perroooooossssss!!! por navidad, ¿pero estamos locos? Compradle lo normal que se le tiene que comprar a un niño de 5-6 años, un iPhone, una Tablet, un portátil, pero le vas a regalar a un animalitooooo, ¡¡¡que si ¡!!! Que es muy esponjoso de cachorro, pero luego hay que sacarlo todos los días a darle un paseo, hay que cepillarles el pelo, hay que vacunarles, hay que bañarles, hay que ponerles de comer y de beber todos los días (por si algún imbécil se cree que van a pilas) y así puedo seguir hasta mañana, si no estás dispuesto a todo esto, cómprale un puto juguete.

5º A los hijos de puta, que maltratan a cualquier animal, no solo a los perros, y hacen atrocidades, entiendo a las personas que no les gusta tener perros o gatos, pero no les hacen daño, pero a los cabrones que disfrutan dañando a un animal??? Madre mía, creo que la única raza asquerosa del mundo es el ser humano, no me voy a pasar del palo demagogia barata, pero es que me enciendo con estos depravados, degenerados, cabrones, asquerosos, hijos de putanaaaa, uuufff ya he dicho que me enciendo.

6º este lo he dejado para el final, pero no porque sea el menos importante, es porque para mí es el más especial, para animar a las personas que viven solas o simplemente se sienten solas, a personas mayores que no se vuelven inapetentes y están tristes, porque los asquerosos de sus hijos  y nietos no les visitan(además hay mucho vejete en los parques, que llevan también a los perros y están de buen ver), para las personas que tienen depresión, para los padres que tienen niños con algún problema cognitivo o de algún tipo, quiero deciros que cuando un perro te elige, te hará pasar los mejores momentos del día, te hará salir a dar un paseo (porque te dará pena que no haga ejercicio el animal) y por un montón de cosas que harás por el, tu vida mejorara y os intercambiareis cariño, y compañía, y te puedo asegurar, que será el ser más fiel que encontraras en tu vida, lo garantizo y si no queda satisfecho, me lo quedo que a mí no me importa.

P.D: El perro que sale en cabeza, no es el perro de la historia, ordenador nuevo fotos antiguas traspapeladas.